Reducción de pecho

¿En qué consiste la reducción de pecho

La cirugía para la reducción de las mamas consigue disminuir el tamaño y remodelar el pecho para aliviar los problemas relacionados con las mamas excesivamente grandes y pesadas: dolor de espalda, hombros o cuello. De esta manera se consigue que el pecho adopte una forma más proporcional al resto del cuerpo.

A las mujeres con mamas grandes les pueden surgir algunos problemas debido a este exceso de peso, como el dolor de espalda y de cuello, problemas a la hora de vestir o irritaciones de la piel debajo de la mama y problemas respiratorios. La finalidad de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos pechos más pequeños y firmes.

Postoperatorio de la reducción de pecho

Las molestias que causa la cirugía de reducción de pecho se controla fácilmente con antiinflamatorios, si bien pueden mantenerse durante aproximadamente 15 días. Asimismo, es frecuente tener una sensación inicial de ardor en los pezones y una posterior disminución, generalmente transitoria, de su sensibilidad. El edema causado por la intervención puede mantenerse durante varias semanas. Es normal que en algún momento salga un poco de líquido a través de las incisiones. Con la primera regla, las mamas se pueden hinchar y doler.

Con el fin de facilitar el proceso de cicatrización, durante un tiempo habrá que evitar la práctica deportiva y otras actividades físicas intensas que puedan, entre ellas la actividad sexual. Hay que tener en cuenta que la forma definitiva de los pechos no se establecerá hasta unos meses después de la intervención. las cicatrices serán siempre visibles.

La cirugía de reducción de pecho, aunque siempre pueden producirse complicaciones, es una técnica segura, pero debe ser practicada por un cirujano plástico experimentado.

Sobre la intervención

Duración:
 3-4 horas
Lugar de la incisión:
 From the temporal area ro around the earlobe
Hospitalización:
 1-2 días
Periodo de recuperación:
 2 semanas
Anestesia
Anestesia general
Retirada de puntos
 10-14 días después del procedimiento

Preguntas frecuentes

Antes de planificar una mamoplastia de reducción, el Doctor Carlos León realizará una exhaustiva entrevista con cada paciente, aportando una información sincera, veraz y honesta acerca de las diferentes opciones de tratamiento, permitiendo así a las pacientes tomar la mejor y correcta decisión.

Es necesario analizar cada caso y ser realistas para poder alcanzar una naturalidad y proporcionalidad en el pecho resultante. Sólo de esta manera se obtendrá un resultado óptimo y satisfactorio tras la cirugía.

Existen diversos motivos por los que las pacientes acuden a la consulta solicitando una mamoplastia de reducción. Entre ellos destacamos: un volumen excesivo que dificulta realizar nuestra actividad física diaria, dolor de cuello o espalda, irritación de la piel por roce o sudoración, y deformidad estética. La reducción de mama, además de conseguir reducir el tamaño y el peso, conlleva una gran mejoría de la calidad de vida de nuestras pacientes.

La cicatrización es un proceso fisiológico que comienza tras la cirugía y llega a su madurez al año de la misma. La técnica de sutura que empleamos es una técnica “invisible”, minimizando al máximo las futuras marcas de los puntos de sutura. La paciente debe saber que las cicatrices las hace ella misma y depende de múltiples factores como el tipo de piel, la tendencia a desarrollar cicatrices hipertróficas o queloideas y de los cuidados durante el postoperatorio. Durante este proceso de cicatrización realizaremos personalmente el seguimiento de la cicatriz y le informaremos sobre todas las medidas para una mejor cicatrización.

Centro Médico Gali © 2020.